lunes, 16 de abril de 2012

5 trucos para cuidar y desintoxicar tu hígado esta primavera

Seguro que en algún momento has escuchado el refrán “La primavera la sangre altera”. Pues bien, tiene muchísima razón. Con la llegada de la primavera, las plantas y los árboles florecen, los animales salen de su letargo y el sol renueva nuestra energía. Es como si todo comenzara a moverse de nuevo después del largo letargo invernal.

Lo mismo ocurre con nuestro cuerpo. La primavera es el momento idóneo para ayudar a nuestro organismo a liberarse de todos esos residuos y toxinas que hemos ido acumulando en invierno.

Para ello, podemos seguir estos prácticos consejos:
  1. Comienza el día tomando medio vaso de agua templada con el zumo de medio limón (sin edulcorar). El limón tonifica y depura el hígado. Además el limón tiene vitamina C, que ayuda a regenerar el hígado dañado.
  2. Infusiones de cardo mariano y diente de león. El cardo mariano tiene efectos protectores del hígado y el diente de león actúa como limpiador y drenante. 
  3. Toma lecitina de soja con las ensaladas. La lecitina de soja ayuda al hígado a metabolizar las grasas y disminuye el colesterol. 
  4. Di sí a las ensaladas y batidos de hojas verdes (espinaca, rúcula, berros, canónigos, etc) y mézclalas con un poco de rábano negro rayado. De esta forma conseguirás un poderoso cóctel para remineralizar y desintoxicar no sólo el hígado, sino todo el organismo. 
  5. Zumo de zanahoria y manzana con cúrcuma. Este zumo es una verdadera explosión de vitaminas, y uno de los mejores aliados del hígado. Por un lado, la zanahoria estimula y mejora la función hepática, la manzana ayuda a mejorar el tránsito intestinal, facilitando la eliminación de toxinas, y la cúrcuma es un poderoso desintoxicante y antioxidante.
Descubrirás cómo se limpia tu cuerpo, se incrementa tu metabolismo, mejora la digestión y aumenta tu energía. ¡Cuídate y quiérete!

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario