miércoles, 26 de diciembre de 2012

La Echinacea y la Candida

La Echinacea es una maravillosa planta, procedente de américa del norte, que potencia el sistema inmunológico  y nos ayuda a aumentar las defensas y a combatir infecciones.

Catorce tribus indias ya la utilizaban desde hacía mucho tiempo para curar sus enfermedades y como remedio para las picaduras de serpiente. Alfred Voguel, uno de los fundadores de la marca de productos dietéticos Voguel, fue el encargado de difundir en el mundo occidental sus virtudes y es que pasó una temporada con los Sioux aprendiendo sus costumbres y sus remedios naturales.

La Echinacea tiene propiedades antifúngicas muy potentes, por lo que es muy recomendable en casos de candidiasis. Según la revista Discovery Salud, "...la Echinacea aumenta la efectividad de las cremas antimicóticas que se utilizan comunmente en el tratamiento de las infecciones vaginales recurrentes causadas por candida albicans. De hecho, en un estudio realizado sobre un grupo de 203 mujeres aquejadas por candidiasis vaginal se comprobó que el porcentaje de reincidencias era de más del 60% cuando sólo se les administró el antimicótico convencional y que no sobrepasaba el 17% cuando al tratamiento convencional se le unía la Echinacea..."

Tiene también  propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes, antioxidantes, inmunoestimulantes, antitumorales... Vamos que es todo un tesoro a tener en cuenta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario